La danza del vientre


Historia de la Danza del Vientre



La Danza Oriental es una de las danzas más antiguas del mundo, que combina elementos de diferentes países del Medio Oriente y Norte de África, aunque sus orígenes precisos son inciertos.


En los países árabes esta danza se conoce como Raks Sharki que significa literalmente Danza Oriental. El nombre Danza del vientre se empieza a utilizar en el siglo XIX por los europeos que viajaron a los países exóticos en busca de nuevas culturas, costumbres y paisajes. Estos viajeros acuñaron este termino sorprendidos por los movimientos de vientre y cadera que no existían en las danzas europeas.



Tenemos que distinguir entre el Raks Sharki (Danza Oriental) y el Raks Baladi (Danza del Pueblo). El raks báladi es una danza más elemental, prácticamente sin desplazamientos y con movimientos de cadera predominantes. El raks sharki es más refinado y rico. Incluye movimientos del folklore egipcio, la danza clásica y la danza contemporánea, con  grandes desplazamientos, vueltas y movimientos para todas las partes del cuerpo, aunque los de cadera son también los más importantes.


En algunos pueblos de la antigüedad se pensaba que la fertilidad humana estaba directamente relacionada con la tierra. A las mujeres, que eran las que creaban nuevas vidas, se las atribuía poderes mágicos.



Por ejemplo:


En la Anatolya Central y mediterránea (Turquía), hace miles de años, las mujeres tenían danzas rituales en honor a estos poderes mágicos (ceremonias relacionadas con la fertilidad). Los hombre estaban excluidos de estos ritos.


En la antigua Grecia y Roma se realizaban diferentes danzas de la fertilidad basadas en la rotación de las caderas y vientre. Algunas de ellas se realizaban en honor a las diosas. Muchas de estas divinidades provenían del este, en particular de Siria y Turquía. En Chipre, lugar de nacimiento de Afrodita, la diosa Griega del amor y la fertilidad, las mujeres realizaban danzas rituales eróticas acompañadas de cantos y percusión mediante las cuales se ponían en trance. Esto les permitía  entrar en contacto con la diosa y que ésta les pasase su poder.


Asimismo, estos ritos o similares tuvieron lugar en Mesopotamia, fenicia, Egipto, Arabia y la India.  En estas ceremonias participaban gran número de mujeres. En ellas se bailaba, se cantaba e incluso en algunas las mujeres se ofrecían a los hombres en honor a la diosa. El propósito de estas ceremonias era traer el poder de la diosa a la tierra y favorecer la fertilidad esta.


Durante el S. IV D. C. el Cristianismo y el Islam pasaron a dominar el Medio Oriente. Aunque tomaron ciertas fiestas y ritos paganos y se los apropiaron adaptándolos a su nueva religión, también destruyeron los rituales con culto a las diosas y trataron de eliminar las danzas femeninas relacionadas con la sexualidad y fertilidad.

 

Hace siglos, los bailarines, músicos y cantantes eran esclavos. Aunque este estatus luego cambió los intérpretes nunca escaparon totalmente del estigma atribuido a su profesión dentro de los países árabes.


Durante el S. XIX, en Egipto existían dos tipos de bailarinas: las ghawazee (gitanas) que bailaban al aire libre o en el campo, normalmente para audiencias de clase social baja. Actuaban con un pequeño grupo de músicos que solían incluir mizmar, nay y tabla. Las awalim eran mas respetadas y además de bailar, cantaban y recitaban poesía. Normalmente actuaban en casas de ricos. Los músicos eran: nay, oud, kanoon y tabla. En ambos casos la danza era improvisada.


Hasta el año 1930, los bailarines habían actuado sobre todo en casas de gente o en cafés. Ese año, en El Cairo, una mujer libanesa llamada Badia Mansabni abrió una sala  de fiestas llamada Casino Badia. Esta sala se hizo muy popular. Tenía un programa diverso que se basaba en el oriente y ofrecía bailarines, cantantes, músicos, comediantes y números europeos. La danza oriental siempre se había bailado en espacios pequeños. En el Casino Badia tuvo que ser adaptada a escenarios grandes. Badia Mansabny además de formar a sus bailarinas trabajó con coreógrafos y bailarines europeos para incluir elementos de otras danzas (ballet). Estas bailarinas actuaban normalmente en grupos, aunque las que destacaban por su talento hacían a veces un solo.


Durante esta época se puso de moda el traje de dos piezas con pedrería y flecos que estaba inspirado en las   películas americanas.


En esos años se produjeron un montón de películas en Egipto y era habitual incluir alguna escena de danza o tener una bailarina como protagonista. Muchos cazadores de talentos iban al Casino Badia buscando bailarinas para estas escenas. Las bailarinas actrices tuvieron mucho éxito entre el público. Muchas de estas bailarinas descubiertas en el Casino Badia llegaron a ser estrellas de cine muy populares y adquirieron un estatus que nunca antes habían tenido. Como Tahia Carioca, Samia Gamal, Naima Akef y Nadia Gamal.

 

Actualmente, la danza Oriental en la mayoría de los países árabes es parte de la cultura y una celebración sin un espectáculo de danza oriental no está completo. En los países árabes donde mas se ha desarrollado en los últimos tiempos es en Egipto, Líbano y Turquía, aunque cabe destacar que también se ha desarrollado en algunos países europeos y de América debido a la emigración árabe, como en Alemania, Francia, Brasil y USA. Las bailarinas famosas suelen bailar en los clubes de los hoteles de cinco estrellas, llevan una orquesta de al menos treinta músicos con instrumentos tradicionales y modernos. El vestuario suele ser exclusivo y el espectáculo está completamente coreografiado. El primer número suele ser una música especialmente compuesta para ellas seguido de una variedad de canciones populares.


Prácticamente todas las mujeres árabes bailan raks báladi, aprenden desde niñas en las fiestas y reuniones familiares, pero son pocas las que se animan a ser profesionales, porque ser bailarina no está bien visto en una sociedad tradicional musulmana.



Por Alejandra Weil

www.alarde.com




--------------


La danza del vientre y la mujer

EL PODER NATURAL DE LA MUJER


La danza del vientre o danza árabe como es más conocida en Buenos Aires, esta enredada en una telaraña de mitos y fantasías occidentales sobre Oriente. La danza de los siete velos, la odalisca, Salomé, la favorita del harén. Todas estas fantasías tienen una base de realidad.


Creo que es necesario retomar esa base, la historia real, dejar de lado el mito, para así, tener una idea más clara y no confundirse entre espejismos. No pretendo hacer historia de la danza del vientre, no por ahora; pero no está de más echar un vistazo por sus recorridos históricos para hacerme entender mejor.


Algunos investigadores, sitúan el surgimiento de la danza del vientre en la India, otros en el Egipto faraónico. Probablemente estuvo presente en los rituales de la Gran Diosa Madre responsable de la reproducción de todo el planeta. En una época donde la humanidad estaba organizada matriarcalmente, se veneraba el poder de dar vida y esta, era probablemente la danza de esos rituales de la fertilidad.


En la Antigüedad, esta danza fue bailada por las sacerdotisas de las diosas Isis, Astarté, Venus, etc.; dentro de templos y bajo un complejo código que caracterizó las religiones del Oriente pre - monoteísta. A través de una modificación en esas religiones, los rituales, anteriormente exclusividad del clero y de la nobleza, se abrieron a la gente común. De esta forma, todo tipo de gente entró en contacto con la danza de estos rituales y la empezaron a imitar en sus festividades cotidianas.

Las mujeres de las tribus nómades, de Medio Oriente y del Mediterráneo, se encargaron de conservar, transmitir y perfeccionar la danza durante cientos de años. En los siglos XVIII y XIX, durante las conquistas europeas en oriente, viajeros occidentales, se maravillan ante una danza donde las bailarinas, (que para ese entonces ya eran profesionales independientes o miembros de compañías), mueven (según ellos) en forma extraña y seductora la cadera y el abdomen, por lo cual la bautizan como Danza del Vientre.


Su nombre original en árabe es Raqs Al Sharq, literalmente: Danza Oriental. De esta primera visión, nacen algunos relatos y representaciones pictóricas de esta danza; dando origen a un estilo artístico llamado Orientalismo.


A partir de las décadas del 60/70 se produce un "boom" de la danza del vientre en Europa y Estados Unidos, a donde inmigran profesoras y bailarinas de oriente para difundir su arte y donde se empiezan a producir películas basadas en historias orientales.


En ellas, es recurrente la aparición de una bailarina oriental seduciendo a un varón, sea su tío - padrastro, en el caso de Salomé, sea a James Bond, o un Sultán. En todos los casos, la bailarina u odalisca representa a una mujer que usa su poder de seducción, que ofrece su cuerpo a la audiencia masculina, para conseguir algo ilegal o moralmente inaceptable para nosotros occidentales. El verdadero origen de la palabra odalisca es turco y designaba a las esclavas de los harenes sin definir sus oficios.


Pero, hay otro dato: durante el Imperio Turco - Otomano hubo una clase de esclavas muy cotizadas a las que se les llamaba entretenedoras que no solo bailaban la danza del vientre sino que eran expertas en el canto, la música, la poesía, en el tatuaje, etc.. Si evocamos a estas odaliscas - entretenedoras, creo que seria sobre valorar a las bailarinas de hoy hacerse llamar como tan completas artistas. Hoy en día, en lugares quizás olvidados por el progreso, ya no están las sacerdotisas, sino, mujeres comunes, madres, estudiantes, niñas, abuelas, profesionales.


La danza del vientre hace parte de sus vidas cotidianas; bailan antes de parir, en el séptimo día de vida de sus hijos, en fiestas de boda y circuncisiones, o simplemente para olvidarse por un pequeño lapso de tiempo de sus problemas. Esta es una danza bailada por mujeres, desarrollada por y para ellas. Admite todo tipo de cuerpo en cuanto a peso, medidas, estatura y edad. Cada mujer aprendiendo la misma técnica, puede desarrollar un estilo personal expresivo y estético. El tiempo que lleva dominar la técnica es relativo a cada mujer y depende de si su objetivo es ser profesional o aficionada.


La danza del vientre es una de las danzas más antiguas del mundo y a mi entender la que mejor suple las necesidades femeninas, tanto en lo físico como en lo expresivo. Intento redescubrir la naturaleza del movimiento femenino, resaltar las formas del cuerpo de la mujer y sus posibilidades expresivas; para que podamos encontrarnos con nuestro poder natural.


Por Paula Lena

paulalena2002@yahoo.com.ar


------------------




Movimientos de la danza del vientre


 

Salomé ya practicaba la danza del vientre… la danza oriental es un oasis de salud y sensualidad, mil y un movimientos de lo más sugerente que además te va a poner en forma.



La Danza Oriental constituye toda una gama de movimientos que forman una disciplina con entidad propia, que aporta infinitas posibilidades a la hora de trabajar el cuerpo para conseguir una hermosa, sensual y saludable apariencia física. Por su larga historia viene además cargada de múltiples simbolismos de tipo cultural, lo que la rodea de un halo de misterio y fascinación mágica.




La mayoría de los occidentales, cuando oímos hablar sobre la Danza del Vientre, no vamos más allá de relacionarla con ciertos episodios bíblicos (Salomé y los siete velos) o con películas de corte oriental en las que aparece una bailarina seduciendo a una audiencia con movimientos sensuales realizados con mayor o menor destreza. Pero lo cierto es que esta danza, también llamada Danza Oriental, Belly Dance, Raks Sharqui… es mucho más que esto.


La Danza Oriental constituye toda una gama de movimientos que forman una disciplina con entidad propia, que aporta infinitas posibilidades a la hora de trabajar el cuerpo para conseguir una hermosa, sensual y saludable apariencia física. Por su larga historia viene además cargada de múltiples simbolismos de tipo cultural, lo que la rodea de un halo de misterio y fascinación mágica.





Posición correcta


El cuerpo tiene que trazar un eje vertical desde los talones hasta la coronilla, con la pelvis centrada y los hombros encima de las caderas. 



¿Qué es la Danza Oriental?


Hay muchas características que diferencian a la danza oriental de otras formas de danza y que revelan su herencia.Técnicamente hablando consiste en la combinación de una serie de movimientos fluidos de tipo ondulatorio y circular con otros más secos en forma de sacudidas o vibraciones, que pueden ser realizados de pie o en el suelo y acompañados a veces por instrumentos rítmicos como los crótalos o elementos de apoyo como el velo, el bastón, las velas…


Es una disciplina básicamente de tipo muscular, mas que una danza de pasos como ocurre en las danzas occidentales. La independización de los grupos musculares cobra en este caso una especial relevancia.


La danza oriental está diseñada especialmente para el cuerpo de la mujer, haciendo hincapié en el área abdominal y en los movimientos de cadera y torso. Es una clara y positiva manifestación de la belleza, la fuerza y la elegancia de todo lo femenino.


Tradicionalmente se baila con los pies descalzos porque existe una conexión directa con la madre tierra, aunque en la actualidad muchas bailarinas utilizan zapatos e incluso tacones altos.


La música que se utiliza es, por supuesto, de estilo árabe-oriental, a pesar de que ahora existen muchas composiciones que fusionan lo oriental y lo occidental. La música oriental en su estructura es radicalmente diferente de la nuestra, y nos sorprende con su total ausencia de armonías y con la riqueza y complejidad de sus ritmos, lo que posibilita en gran medida la improvisación, otra de las características de esta danza.




Círculo


Consiste en realizar un círculo con la cadera que puede ser ejecutado en diferentes posiciones o movimientos. Es uno de los movimientos básicos de esta danza, del cual parten muchos otros, como por ejemplo el círculo con torso que ponemos a continuación. 





Círculo con torso



Se trata de hacer un círculo grande con la cadera, con las piernas separadas y desplazando el torso en sentido contrario a la cadera en cada posición.


A veces el bailarín/a se acompaña con instrumentos de tipo rítmico.

 

Los mas utilizados son los crótalos o címbalos, que consisten en dos pares de “platillos” metálicos que se sujetan con los dedos medio y pulgar, golpeando uno contra el otro, y que sirven de apoyo a la música.


La utilización de elementos de apoyo como el velo, el bastón o el sable es muy común. Estos objetos tenían una función mágica para los pueblos antiguos: las serpientes, por ejemplo, eran un símbolo que representaba los principios masculino y femenino, así como la inmortalidad en forma de serpiente mordiendo su cola.


Otra característica de la danza oriental es la forma de pago directa utilizada a lo largo de la historia, pero en desuso en los tiempos actuales. Los espectadores solían arrojar monedas a las bailarinas, que éstas cosían luego en su corpiño o cinturón a modo de adorno. Otras veces la moneda se humedecía y se colocaba en la frente de la bailarina mientras ésta doblaba la espalda hacia atrás.





Ocho hacia delante


Se trata de trazar la figura de un ocho con las caderas.


Primero se traza con una cadera un círculo (uno de los círculos del ocho) de atrás hacia delante, y a continuación se enlaza con la otra cadera, que traza el otro círculo del ocho de la misma forma.



El origen de la vida


El arte de la danza oriental tiene una historia compleja, extensa y llena de colorido, en la que se entremezclan cultos religiosos, rituales de alumbramiento, celebraciones sociales e interminables leyendas sobre harenes y odaliscas. Sus orígenes se remontan a épocas premonoteístas, en las que diferentes culturas veneraban el poder de dar vida a través de sus diosas de la fertilidad: Isis, Venus, Afrodita, Astarté… Estos representaban no solo la reproducción del ser humano, sino también de toda la naturaleza.


Las sacerdotisas de los templos consagraban su vida al culto de la Diosa, siendo una de sus principales tareas la de bailar en honor de ésta como parte del ritual y la ofrenda. En estas danzas el abdomen juega un papel principal por ser el receptáculo del origen de la vida, fuente de la fecundidad. Mas tarde, esta antigua función se transforma en otras de tipo profano, de entretenimiento e incluso de ritual terapéutico.


Quizá la imagen mas común de la Danza del Vientre nos remita a los harenes, con bailarinas moviéndose rítmica y sensualmente delante del rajá de turno.



Camello


Sin jorobarte, consiste en hacer una ondulación con el cuerpo, una “ese” que comienza con el pecho continúa con el abdomen y termina en la cadera. Inicia el movimiento trazando un círculo hacia delante de la pelvis.



Se puede realizar el camello mientras se dan pasitos. 





Un oasis de salud



Beneficios físicos y emocionales:


Es un excelente trabajo de tonificación muscular, especialmente de la zona pélvica-abdominal y además de glúteos, piernas y brazos.


Aporta una gran movilidad articular en las zonas lumbar, cervical, cintura escapular, evitando el anquilosamiento y la rigidez de las articulaciones. Mejora los procesos fisiológicos propios de la mujer, aliviando los síntomas de la menstruación y la menopausia y compensando el proceso de descalcificación y osteoporosis. Mejora el tránsito intestinal.




Movimiento lateral de la cabeza


Consiste en desplazar la cabeza horizontalmente de izquierda a derecha en un mismo plano utilizando sobre todo los músculos del cuello y el trapecio.


Carece del efecto negativo del impacto en articulaciones, permitiendo un trabajo cardiovascular de bajo impacto, lo que la hace recomendable para cualquier edad y condición física y de una gran ayuda si se desea perder peso.


Ayuda a redescubrir las posibilidades expresivas del cuerpo de la mujer, resaltando sus formas y atractivo, desarrollando su autoestima y confianza en sí misma. La danza oriental es una disciplina amable y sutil, que conjuga perfectamente erotismo y espiritualidad a través de movimientos relajantes pero estimulantes a la vez, capaces de despertar los sentimientos más profundos, contactándonos con sensaciones internas gratificantes y liberadoras y armonizando nuestro ser interno con la belleza exterior.



Las mil y una preguntas


Bueno, mil preguntas no son, pero estas son algunas que te pueden surgir a la hora de practicar la Danza del Vientre.



¿A qué edad se puede empezar a practicar?

Una de las grandes ventajas de esta danza es que puede practicarse a cualquier edad. Es incluso en la madurez cuando la mujer puede sacar un mayor partido de su riqueza expresiva, ya que cuenta con una mayor experiencia y vivencias que comunicar.



¿Es necesario tener un cuerpo bien formado?

La danza oriental admite cualquier tipo de cuerpo, peso y medidas. Cada mujer puede desarrollar su propio estilo personal y mejorar además su aspecto físico por el excelente trabajo muscular que realiza.



¿Es difícil su ejecución?

El tiempo que puede llevar aprender la técnica es relativo, depende de las capacidades de cada mujer y de los objetivos que se quieran alcanzar. En general cada persona encuentra unos movimientos que le serán más fáciles, y otros que requerirán de una mayor constancia y concentración para su dominio. Poco a poco su práctica resulta cada vez mas fácil y sobre todo gratificante.



¿Qué tipo de ropa se utiliza en las clases?

Cualquier indumentaria cómoda que permita moverse libremente y con la que el profesor pueda ver con claridad los movimientos. Se suele añadir un pañuelo anudado a la cadera para resaltar ésta, aunque no es imprescindible. El calzado debe ser de suela muy flexible como el que se utiliza en otras danzas, aunque es suficiente un par de calcetines.

 


Shimy

Significa temblar y el movimiento consiste en eso, en temblar, pero no de miedo… Se hacen vibrar las caderas más o menos deprisa, flexionando alternativamente las rodillas y dejando libres las caderas.


¿Es necesario mostrar el ombligo?

En absoluto. De hecho muchas bailarinas profesionales utilizan trajes que cubren toda la zona abdominal, eso sí, lo suficientemente ajustados para apreciar los movimientos.



¿Pueden los hombres practicar esta danza?

Por supuesto que sí. Existen profesionales que lo hacen, y es tradición en los países árabes que los hombres la bailen, aunque quizá con algunas diferencias en el estilo.



Por Marisa Ruz  - Fuente: www.alarde.com


-----------------


Pasos de Danza del Vientre



La danza del vientre se desarrolló con la influencia de muchas culturas y este desarrollo continúa hasta hoy.



La danza tiene relación en las tradiciones con elementos religiosos y eróticos. Este carácter dual hizo que la danza del vientre fuera mirada en menos y también apreciada por las personas.




Origen de la Danza del Vientre

 


Se cree que el origen de la danza del vientre es griego.

 


Los griegos a lo largo de su historia participaron en ritos religiosos esotéricos que también incluían danzas. Algunas danzarinas consideran a Egipto como el país de origen de la danza del vientre. Para las mujeres de Arabia Saudita, la danza de l vientre por sí misma había sido considerada sagrada y no podía ser vista por los hombres. A través de diversas culturas, la danza del vientre es reconocida por su propia identidad. Existen varios aspectos que hacen la danza del vientre o danza oriental diferente de otras formas de danza. La danza tiene relación en las tradiciones con elementos religiosos y eróticos. Este carácter dual hizo que la danza del vientre fuera mirada en menos y también apreciada por las personas. Es muy probable que sus orígenes sean los cultos de fertilidad del mundo antiguo.



La danza del vientre fue desarrollada para el cuerpo de la mujer, con énfasis en los músculos abdominales. El pandero se mueve, y también están los movimientos rítmicos del cuello y manos. La danza es bailada con los pies descubiertos conectados con la tierra. Es una danza que se distingue por movimientos sensuales, combinando movimientos del tórax, cuello y manos.



 Instrumentos utilizados en la danza del vientre



Las bailarinas usan instrumentos rítmicos como acompañamiento a su danza. También se usan otros objetos, como: serpientes, espadas, velos y velas. Estos cumplen funciones mágicas y protectoras. En muchas culturas las serpientes están vinculadas con cultos antiguos y misteriosos. Es un símbolo complejo que representa los principios masculinos y femeninos, y también inmortalidad en forma de la serpiente comiendo su cola.



Características de la danza del vientre


La danza del vientre es un baile sensual y sugerente que está basado en movimientos suaves y ondulados donde participa todo el cuerpo, aunque el mayor movimiento se localiza en las caderas, los músculos abdominales y la pelvis.



El torso se mueve realizando ondulaciones, dibujando por ejemplo el camello; los hombros dibujan olas; los brazos y las manos están siempre colocados en una posición armónica, creando imágenes de pájaros, toros, una serpiente, una jarra, la flor de Loto, etc.; el cuello se mueve de un lado a otro; las caderas forman líneas rectas, "ochos" y símbolos del infinito; las piernas se mantienen flexionadas pero sueltas.



La exquisitez de los movimientos, la belleza de las ondas dibujadas con el cuerpo, la delicadeza de los ritmos y los sonidos mágicos del tambor, laúd, flauta y acordeón en la danza del vientre, ayudan a la mujer a conectar mejor con su interior y crear una energía de alegría y bienestar, que después puede trasladar a su vida cotidiana.



Como empezar a aprender la danza del vientre

 



Empezando por la pelvis se aprende a aislarla del resto del cuerpo para construir con ella figuras circulares en forma de ocho. Después se trabaja el vientre como lo hacen los yoguis: jugando con el aire, para finalmente movilizar todo el cuerpo hasta hacerlo de forma armónica.



Hay que practicar de manera sutil y suave, no venciendo al cuerpo sino consiguiendo su colaboración. Así se activa la energía vital.



Beneficios de la danza del vientre



La danza del vientre conecta a la mujer profundamente con su feminidad, pues los órganos internos son estimulados a través de movimientos específicos de la región pélvica, abdominales y de respiración, ayudando de esta forma, al descubrimiento del placer de ser mujer, generalmente disminuyendo los cólicos menstruales. Todo el cuerpo está trabajando: glúteos, muslos y vientre son contraídos, fortaleciendo la musculatura y moldeando las caderas y la cintura.



Funciona también como una terapia mental, pues al entrar en contacto con su cuerpo, a partir de las manifestaciones de expresión corporal, hay un desbloqueo psicológico, despertando el amor propio. Además de esto la práctica constante ayuda a corregir la postura y a aumentar el poder de concentración. No existe edad, peso o medidas para iniciarse. 

 



Movimientos de la danza del vientre



Los movimientos de la Danza Árabe pueden ser LUNARES y SOLARES.

 


Los LUNARES son los movimientos ondulantes y redondos.



Los SOLARES son movimientos bien marcados, como batidas de cadera, egipcio, shimy y pulsación del vientre.




Nombres de los movimientos



REDONDO


Puede ser ''chico'': giro de cadera escondiendo y soltando el vientre, todo en el mismo lugar. "Grande": se gira la cadera junto con el tronco como si fuera un gran bamboleo.



OCHO-INFINITO


Se dibuja con la cadera como si fuera el símbolo del infinito. Puede ser para el frente, para atrás, para arriba, para abajo, o con un lado de la cadera.



Para el frente


Se gira la cadera de un lado para el otro (ombligo para un lado y para el otro) siempre hacia el frente.



Para atrás: Se gira la cadera de un lado para el otro, siempre para atrás.



Para arriba


Se eleva la cadera para arriba, abajo para un lado, en seguida se sube nuevamente y cae para el otro lado. Formando un infinito.(horizontal)

 


Para abajo


Elevando la cadera para arriba y para un lado, se dobla bajando y elevando para el otro lado, formando un ocho vertical (8).



Con un lado de la cadera: Con una pierna en media punta, al frente de la otra, se eleva la cadera y se baja.


CAMELLO



Para afuera


Una pierna adelante de la otra o las dos juntas y levemente flexionadas. Cadera suelta, inclinándola hacia el frente, se eleva la cola para atrás y después para el frente.

 Dibujando como un ocho con el cuerpo.



Para adentro o invertido


Una pierna adelante de la otra o las dos juntas y levemente flexionadas. Cadera suelta e inclinada hacia adelante, se encaja la cadera descolorándola hacia atrás con el abdomen encogido, hay que subir la cola, después dejarse las costillas para atrás y subir la cadera para el frente nuevamente (Dibujando como una S).



ONDA:


Eche primero la parte superior de la panza empujándola hacia abajo de una forma continua sin mover el tronco. Luego, también, de abajo hacia arriba. (Movimiento abdominal).



SHIMY:


De panza: Efecto a través de una respiración rápida de la panza, produciendo un gemido.



De cadera a un lado


Con las piernas juntas vas levantando de una a la vez bien rápidamente, balanceando la cadera. Con el tiempo es posible hacer todos los movimientos e inclusive comenzar a alternarlos en cuanto se hace el shimy.



De cadera de frente: Se encaja y se desencaja la cadera rápidamente.



Con todo el cuerpo


 Se flexionan las rodillas rápidamente produciendo un temblor en todo el cuerpo con énfasis en la panza.



BATIDAS


Se empuja la cadera para los lados, o para arriba y para abajo.



EGIPCIO


Es un paso básico. En posición recta, se coloca una pierna adelante de la otra. La del frente está siempre en media punta alta. Entonces se sube la cadera del lado de la pierna que está al frente, baja y sube. Puede ser lento o rápido, depende de las variaciones para acompañar los ritmos, como subiendo y bajando la cadera, golpeando o sin golpear, etc.



EGIPCIO CAMINANDO


Se disloca para un lado, con las dos piernas en media punta y cruzadas. Se vira la cadera para adentro con la pierna del frente en cuanto la de atrás es arrastrada para el lado.



NUEVA


Caminando para el frente o para atrás, la pierna del frente eleva la cadera, paso con las rodillas flexionadas, produciendo un caminar majestuoso.



DEDOS


Es posible hacer varios dibujos con los dedos, la letra "e" minúscula, la letra ''z'', las letras ''m'' y ''n', u ocho vertical u horizontal, un círculo, y la letra ''s''.



SERPIENTE


Es un movimiento que se hace con la cabeza, descolocándola para un lado y para el otro, o produciendo un círculo. 

 


 

Fuente: www.ecovisiones.cl






© bibliodanza- ciudaddeladanza