Hula Hula




  Historia

                  El hula-hula es la danza folklórica de Hawaii. En este espectaculo se cuenta una historia o se describe un lugar utilizando movimientos sinuosos de las piernas y la cadera. Los movimientos, por lo general de carácter simbólico o imitativo, reflejan fenómenos naturales (como la caída de las hojas o el vuelo de los pájaros) e historias mitológicas. La coreografía del hula-hula parte de seis movimientos básicos combinados de multitud de formas diferentes. El vestuario y la decoración se hace con hojas de palmera, flores, celofán, huesos o lo que sirva para cubrirse. La música se hace con el ukelele, palos de bamboo, tambores, guitarras y la calabash.

       

 

olapa (los ágiles), encargados de bailar, y los ho'o-paa (los estables) eran más viejos y su misión era cantar e interpretar la música. Las bailarinas de hula llevaban faldas cortas (pa'us) y los hombres taparrabos (malos).             

  

                      Desafortunadamente para nosotros, los misioneros de Nueva Inglaterra que fueron a Hawaii en 1820 obligaron a sustituir las falditas con largos vestidos (holokus). Aunque se perdió sensualidad, el hula ganó con la influencia en los cánticos hawaianos. Posteriormente los marinos portugueses introdujeron la machada, pequeña guitarra madre del ukelele.

                    El hula-hula es originario de las islas hawaianas. Esta danza, en sus orígenes, era de carácter religioso. Se presentaba ante el rey o el pueblo para promover la fecundidad, honrar a los dioses o entretener a los jefes.

© bibliodanza- ciudaddeladanza